Triste noticia: Falleció Virginia Ferreyra, la profesora de danzas árabes que fue baleada junto a su madre en una parada de colectivos

Virginia Ferreyra, profesora de danzas árabes, falleció la madrugada de este sábado, después de luchar por su vida desde el 23 de julio cuando fue baleada junto a su madre Claudia Dedebbio (quien murió casi en el acto) cuando esperaban el colectivo en el Parque del Mercado, en el sur de Rosario. Las dos mujeres se encontraban en ese lugar, donde apareció una banda narco y comenzó a disparar a las personas en la calle.

Este ataque contra las dos mujeres que esperaban el colectivo se inscribió, según la fiscalía de Rosario, en que los narcos buscaban irradiar terror en esa zona. Y lo consiguieron matando a dos personas que nada tenían que ver con esa trama. Unos minutos después de conocerse el fallecimiento de Ferreyra, una menor de 14 años fue asesinada por sicarios, lo que elevó la cifra de homicidios en Rosario a 2018 en lo que va del año.

El 23 de julio aparecieron dos autos, un Peugeot 308 y un Chevrolet Corsa, desde donde en un principio comenzaron a disparar contra la torre 11 de los monoblocks. Uno de los tiradores se dio vuelta y les preguntó a las mujeres: “Ustedes qué miran”. Madre e hija se quedaron inmóviles por el miedo. Lautaro Cortez comenzó a disparar a mansalva. Claudia murió casi en el acto. Virginia terminó gravemente herida. La operaron tres veces desde ese día y este sábado falleció en la sala de terapia intensiva del Hospital de Emergencias Clemente Álvarez.

De acuerdo con lo declarado por el fiscal Patricio Saldutti en la audiencia imputativa, se sospecha que René Ungaro, preso en el penal de Ezeiza, pagó para que Fernando Cortez, de 45 años, y su hijo Lautaro dispararan “con el fin de causar temor en la zona y herir o matar a cualquier persona ajena al conflicto para asegurar el territorio”.

Lo llamativo es que se analiza si una de las armas que se usó –según señalaron fuentes judiciales– en este doble asesinato fue la misma que se disparó el domingo 4 de septiembre pasado contra el frente del Centro Municipal de Distrito Sur, de Uriburu y Buenos Aires. Los Cortez fueron detenidos el 8 de setiembre pasado. Podrían haber participado también en el ataque al edificio municipal, según se desprende de un testimonio clave en la causa. A simple vista no parece haber relación entre un hecho y otro salvo por la conmoción que se quería generar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.