La BCR comenzó los trabajos en el predio del nuevo laboratorio

La Bolsa de Comercio de Rosario puso en marcha la primera de las tres etapas del proyecto para trasladar el actual complejo de laboratorios, BCRlabs, que funciona en el edificio histórico de Córdoba y Corrientes, a un nuevo predio, ubicado en Av. Sorrento.

El plan de obra se extenderá hasta principios del año 2025 y se divide en tres etapas: fase de diseño; fase de ejecución y fase de mudanza.

En la actualidad, se está desarrollando la fase de diseño con un equipo multidisciplinario de profesionales especialistas y un gerente de proyecto externo, coordinado por recursos internos de la BCR en toda la duración de la obra.

Como parte de esta etapa, se están ejecutando trabajos de estudios de suelos en el predio. Estos implican la realización de perforaciones en el terreno para extraer muestras de análisis. A su vez, se realizó una convocatoria a organizaciones de la sociedad civil de la zona para informarles sobre el proyecto en detalle y pensar acciones en conjunto con la comunidad.  

Vale mencionar que la BCR cuenta desde hace décadas con un complejo integrado de laboratorios de análisis de calidad de granos, semillas, productos, subproductos y derivados de su industrialización, alimentos, suelos, fertilizantes, que funciona en la sede ubicada en el microcentro de Rosario.

Las nuevas instalaciones estarán emplazadas en el extremo noroeste de la ciudad, a metros de la avenida Circunvalación, una ubicación estratégica desde el punto de vista logístico. Se proyectan aproximadamente 3.000 metros cuadrados de estructura edilicia que comenzará a edificarse una vez concluida la actual fase de diseño.

Esta iniciativa permitirá mejorar la agilidad y eficiencia del servicio de BCRlabs mediante la incorporación de tecnología, una mayor cercanía con los clientes y mejoras sustanciales en los procesos al contar con un diseño moderno y más adecuado a sus operaciones. A su vez, permitirá dar respuesta a nuevos servicios que hoy se encuentran limitados por falta de espacio.

El proyecto arquitectónico cumplirá con las mejores prácticas en modularidad productiva, eficiencia logística, ergonomía de puestos de trabajo y sustentabilidad, como así también la integración de clientes y proveedores en una cadena de valor enriquecida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *