Dos periodistas uruguayos resultaron heridos en el partido entre Unión y Nacional

Dos periodistas de medios de Uruguay que llegaron para cubrir el partido entre Unión y Nacional de Montevideo, jugado el martes a la noche en Santa Fe por los octavos de final de la Copa Sudamericana, fueron atendidos en un hospital debido a las heridas recibidas tras ser atacados por simpatizantes del equipo local, informaron voceros sanitarios.

La guardia del hospital José María Cullen atendió en primer término a un cronista de 41 años, identificado como Raúl Benavente, quien recibió curaciones por herida cortante en un arco superciliar, en tanto Mauricio Piolo -de 44 años- fue atendido por un corte en el cuero cabelludo.

Las fuentes indicaron que en ambos casos se trató de heridas leves que no requirieron internación, por lo que después de la atención se retiraron del nosocomio para retornar a Uruguay.

La agresión a los periodistas uruguayos ocurrió en una zona lindante a las plateas, cuando Nacional consiguió los goles que dieron vuelta el resultado (perdía 1-0 y ganó 2-1, con un global de 4-1) y determinaron la clasificación del conjunto visitante.

Además de los periodistas heridos, fueron varios los medios de comunicación que sufrieron la rotura de sus equipos y en algunos casos no pudieron seguir transmitiendo el partido.

A raíz de los disturbios, el fiscal Esteban Morales, del Ministerio Público de la Acusación (MPA) inició una causa penal por el delito de “daño”, ya que los periodistas heridos desistieron de realizar la denuncia por las agresiones.

Javier Goñi, relator de radio Oriental de Uruguay, indicó en su cuenta de Twitter que las radios uruguayas fueron “humilladas en Santa Fe” y sostuvo que los medios partidarios “deben tener espacios adecuados” y el resto “no deberíamos ser ignorados o desplazados a lugares no profesionales de trabajo”.

A su vez, Gabriel Regueira, de radio Carve, relató lo sucedido a través de un celular y contó que no podía “ver la cancha porque los hinchas de Unión nos desarmaron toda la banca de prensa, nos tiraron la consola al piso, nos agredieron con nuestras propias herramientas de trabajo”.

No me puedo asomar, no puedo transmitir lo que está pasando, estamos pasando muy mal, acá nos vamos custodiados o no nos vamos“, añadió el periodista en el momento de las agresiones.

Por su parte, el club Unión emitió un comunicado de prensa mediante el cual repudió los disturbios e informó que “investigará los hechos, la participación de socios, simpatizantes y notificará en los organismos correspondientes a periodistas” que siguen la campaña de Nacional “por las provocaciones hacia la parcialidad de Unión”.

Según la entidad santafesina, los cronistas exhibieron banderas del club visitante y arrojaron “seis sillas plásticas y botellas de agua desde la zona de prensa hacia las plateas, sabiendo que ponían en riesgo la integridad física de la familia unionista que estaba mirando el partido”.

El texto añade que Unión aportará videos de los hechos y pidió que hagan lo mismo los hinchas que “puedan haber registrado con sus celulares fotografías o videos”.

En el último párrafo, Unión felicitó “a toda la parcialidad ‘tatengue’ que asistió al 15 de Abril por el comportamiento que han tenido”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *