Yoo Young-chul, “el asesino del impermeable”: mató al menos 20 personas y a varias de ellas las mutiló y se las comió

Yoo Young-chul, más conocido como “el asesino del impermeable”, mató a por lo menos 20 personas, pero a varias de ellas las quemó, mutiló y se comió sus hígados, lo que lo hizo uno de los criminales más sádicos de Corea del Sur.

Este múltiple homicida fue condenado a pena de muerte por los crímenes de 10 de sus víctimas, en su mayoría prostitutas y ancianos millonarios, y espera su ejecución. 

Nacido el 18 de abril de 1970 Yoo Young-chul cometió sus asesinatos entre septiembre de 2003 y julio de 2004 y al ser detenido realizó una escalofriante confesión de sus homicidios ante las cámaras de televisión: “Las mujeres no deben ser prostitutas y los ricos deberían saber lo que han hecho”.

Asimismo, antes de ser sentenciado a muerte, este criminal fue condenado 14 veces anteriormente por varios cargos diferentes, cumpliendo un total de siete años en prisión antes de su serie de asesinatos.

El modus operandi de Yoo era entrar vestido con un impermeable, a las casas de adultos mayores adinerados y golpearlos con un martillo hasta matarlos, algo que repitió entre septiembre y noviembre de 2003.

En cada caso, aparentaba ser un robo seguido de homicidio, pero este sujeto no se llevaba dinero, lo que desorientaba a los investigadores. Cuando la Policía incrementó sus operativos, Yoo decidió cambiar de víctimas y comenzó a atacar a masajistas femeninas. En medio fue detenido por un corto lapso en enero de 2004, por un cargo menor de robo, pero liberado dos días después.

A partir de marzo de 2004, llamó a prostitutas a su residencia en el oeste de Seúl y las golpeó después de tener relaciones sexuales con ellas.

Asimismo, las mutiló y desmembró para impedir su identificación, al tiempo que las enterró en las montañas que rodean la ciudad. La Policía pudo recuperar 11 cuerpos de la montaña detrás del Templo Bongwonsa después del arresto de Yoo. 

Durante los interrogatorios iniciales, este sujeto confesó haber matado a 19 personas, pero además, en 2004 reconoció haber matado a una persona que nada tenía que ver con el perfil elegido para asesinar: la víctima fue un vendedor ambulante de 45 años. 

Yoo al final confesó ya detenido que su lista de crímenes no era de 20 sino de 25 personas. Esa lista incluía a varias víctimas que no coincidían con su  patrón anterior de ancianos adinerados o masajistas, ya que amigos de dos de las víctimas de masajistas, cuyos cuerpos habían sido recuperados, afirmaron que no estaban involucrados en la terapia de masaje, lo que significa que Yoo podría tener otras víctimas no denunciadas.

También dijo que mató a una joven trabajadora de una tienda de ropa, el 6 de febrero de 2004 en Imun-dong, luego de sospechar que era una prostituta. En aquella ocasión se acercó a la chica para interrogarla simulando ser un policía

Yoo fue detenido el 15 de julio de 2004, luego de levantar sospechas llamando a una sala de masajes donde varios empleados habían desaparecido recientemente después de recibir llamadas telefónicas similares.

Ante esa situación, el dueño del lugar, acompañado por varios empleados y un oficial de policía, fue al lugar de reunión acordado.

El oficial de policía se fue antes de que Yoo llegara, y los empleados de la sala de masajes lo detuvieron. Otro oficial de policía le puso esposas después de que fue detenido por los trabajadores.

Mientras estaba bajo custodia, fingió tener ataques de epilepsia y así logró que le aflojaran sus restricciones, por lo que pudo escapar. Sin embargo, fue arrestado nuevamente doce horas después. 

En un allanamiento en su departamento, la policía incautó, entre otras cosas, varias películas, incluyendo Public Enemy, Very Bad Things y Normal Life, de las cuales se sospecha que pudieron tener influencia en él para cometer los asesinatos.

Tiempo después, Yoo confesó haber sido inspirado por el asesino en serie Jeong Do-yeong, quien había matado a nueve personas adineradas en Busan entre 1999 y 2000.​

El 6 de septiembre de 2004 comenzó el juicio, pero este sujeto se negó a defenderse, declarando su intención de boicotear el resto del juicio y disculparse con las víctimas.

Se negó a declarar varias veces, se retractó de su confesión e incluso intentó suicidarse en prisión, todo eso durante las audiencias. También trató de atacar a los jueces del tribunal y a un espectador que lo había insultado.

Yoo finalmente fue condenado a muerte el 13 de diciembre de 2004 por 20 cargos de asesinato (el cargo de asesinato de la mujer en Imun-dong en febrero de 2004 fue rechazado).

De hecho, su caso generó polémica en Corea del Sur, ya que la pena de muerte en ese país está permitida por ley, pero no fue aplicada desde 1997, algo que muchos querían que se ejecute nuevamente teniendo en cuenta los crímenes de este asesino serial.

Actualmente, Yoo está detenido en el centro de detención de Seúl y su vida criminal fue reflejada en un largometraje llamado “The Chaser”, basado ligeramente en su historia, y en la miniserie de Netflix llamada “El asesino del impermeable: La captura de un depredador coreano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.