Playas libres de colillas: Avanza la instalación de ceniceros y la delimitación de espacios para fumadores en las playas de la ciudad

Existe desde hace años la prohibición de fumar en cualquier parte y de contaminar con colillas en las playas de la ciudad, pero su implementación viene demorada, y es por eso que desde la Fundación Transformar comenzaron a instalar ceniceros y cartelería exigida en los clubes de la costa”.

Una colilla de cigarrillo puede contaminar hasta 50 litros de agua y en su conjunto representan entre el 30 y el 40% de los residuos a nivel mundial.  El cambio tenía que llegar; y así lo entendieron desde la Fundación Transformar quienes se encuentran instalando ceniceros en los clubes costeros de la ciudad, ya lo hicieron en Regatas, Rosario Central, la semana próxima en Náutico y piensan seguir todo el verano.

La presidenta de Transformar, Renata Ghilotti, quien en su época como concejal fuera autora de la Ordenanza que obliga a instalar ceniceros y delimitar la zona para fumadores, explicó: “Algunos de los carteles que instalamos en Regatas dicen cuídate y cuidemos el río. No fumes. Ese es el mensaje principal que intentamos transmitir, y todo gracias al apoyo de la comisión directiva del club Regatas y de un grupo de empresarios muy comprometidos con el cuidado del medio ambiente”.

“Claro que sabemos no es fácil dejar de fumar y por eso para quienes desean hacerlo les pedimos que por favor depositen sus colillas en los ceniceros. El fin es evitar que terminen en la arena y luego en el río”, agregó Ghilotti.

De la instalación de ceniceros en el Club de Regatas Rosario participaron: Autoridades del club, encabezados por su presidente, Ramiro Colabianchi; la presidente de la Fundación Transformar, Renata Ghilotti y su director, Nacho Rainero. Contaron además con el apoyo de la presidenta del Concejo, María Eugenia Schmuck y los empresarios Omar Abdala, Matías Baidón, Mariano Carello, Matías Solimo y Federico Cabello.

Por su parte el presidente de Regatas Rosario, Ramiro Colabianchi explicó: “Nuestros socios entienden que hay que cambiar ciertos hábitos para seguir disfrutando. Además de la instalación de ceniceros, junto a la fundación vamos a realizar una serie de capacitaciones sobre las implicancias de este contaminante y las diferentes herramientas para mitigar su impacto, destinadas a la propia comisión directiva del club, al personal y los socios. La idea es que todos podamos aportar nuestro granito de arena y sigamos disfrutando de nuestras playas y de nuestro río desde un accionar mucho más sustentable”.

En ese sentido se expresó también Ghilotti para quien: “con este tipo de iniciativas de participación público-privada, donde se involucran empresarios, instituciones importantes de la ciudad como Regatas o el resto de los clubes, una fundación y el Concejo Municipal, se logra demostrar de qué estamos hechos los rosarinos. Sale a la luz la garra que nos caracteriza. Esas ganas intactas de superarnos constantemente y de construir una Rosario segura, próspera, limpia y amigable con el medio ambiente”.

Al respecto del objetivo de la acción y de la enorme contaminación que generan las colillas, la presidente de Transformar remarcó:  “Según la OMS, el 40% de los residuos recolectados de las zonas urbanas y costeras son colillas de cigarrillos y se calcula que los fumadores desechan entre 4,5 y 5,6 billones de colillas por año. La división por día arroja un número alarmante: Se desechan alrededor de 18 mil millones de colillas cada 24 horas”, y agregó:  “Una ciudad de cara al río como la nuestra no podía permanecer inmóvil ante semejante contaminación y creo que de allí viene la buena recepción que tuvimos en los clubes, los auspiciantes y los socios”.

En detalle, la Ordenanza N° 10.125, aprobada en diciembre del 2020 por iniciativa de Ghilotti y que le da el marco a estas acciones de la Fundación Transformar,  determinó que “todas las instituciones y balnearios públicos y/o privados debieran colocar en lugares visibles señalética que indique la existencia del sector para fumadores (no mayor al 20% de su superficie) y sus correspondientes recipientes o ceniceros para la disposición final de las colillas de cigarrillos”.

Para finalizar desde la fundación explicaron que continuarán capacitando e instalando ceniceros y cartelería en el resto de las instituciones costeras de Rosario y que se encuentran gestionando alianzas con otras organizaciones para conseguir darle una utilidad a las colillas y reciclarlas, tal como hicieron cuando se unieron con los jóvenes de “Cigarrillo “ en su primera intervención en el balneario “Caribe Canaya” del Club Atlético Rosario Central.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.