El Consejo de Seguridad de la ONU tratará este mes la cuestión de la seguridad alimentaria

El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas tendrá este mes un encuentro dedicado a la cuestión de la seguridad alimentaria, agravada por la invasión de Rusia a Ucrania, adelantó el representante permanente de Brasil ante la ONU, Ronaldo Costa Filho.

“Nuestro plan consiste en celebrar una reunión sobre Ucrania y la seguridad alimentaria (…) Es un tema muy delicado, la fecha de la reunión dependerá de las consultas y conversaciones en Europa”, dijo Costa Filho.

El diplomático de Brasil –que encabezará el Consejo todo julio- consideró que la reunión debe estar orientada al resultado y no a las acusaciones.

“El intercambio de acusaciones no ayudará a resolver el problema. Ya hubo reuniones donde se escucharon acusaciones, pero eso no ayudó a avanzar”, señaló Costa Filho, que dejó abierta la chance de que el Consejo de Seguridad ratifique el acuerdo sobre exportación de cereales desde Ucrania y Rusia –y también de los fertilizantes desde Rusia– si se logra cerrar ese pacto.

“Si las conversaciones ganan éxito y se necesita ratificar sus resultados, el Consejo de Seguridad lo hará; solo hay que esperar el desarrollo de los acontecimientos”, refirió el diplomático, según la agencia Sputnik.

El ministro de Defensa de Turquía, Hulusi Akar, había comentado que hay algunos avances en la negociación por la salida de cereales desde puertos del mar Negro, pero que restan “problemas técnicos” que deben examinarse con Rusia, Ucrania y la ONU.

Y su par de Relaciones Exteriores turco, Mevlut Cavusoglu, dio por hecho que si Moscú y Kiev llegan a un acuerdo sobre el “problema de los cereales”, se creará una “zona de seguridad” fuera de las aguas territoriales de Ucrania.

La ONU anunció en varias ocasiones que existe la amenaza de una crisis alimentaria por la escasez de cereales procedentes de Ucrania, potencia en la materia.

Kiev y sus aliados acusan a Rusia de bloquear con sus fuerzas navales las exportaciones de granos desde los puertos ucranianos, y Moscú rechaza esa idea y advierte, en cambio, que la salida de cereales está frenada porque las fuerzas de Kiev minaron los puertos del país.

En mayo, la ONU advirtió que casi 200 millones de personas sufrieron inseguridad alimentaria aguda en el mundo en 2021, 40 millones más que el año anterior.

Y ese informe ya avisaba que la guerra en Ucrania –iniciada en febrero- agravaría la fragilidad de los países muy dependientes de los cereales o fertilizantes rusos y ucranianos.

“La guerra ya puso en evidencia la interconexión y fragilidad de los sistemas alimentarios”, subrayó la FAO, que alertaba que las “perspectivas del futuro no son buenas”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *