La ministra Cantero participó del 50º aniversario de la escuela de modalidad hospitalaria y domiciliaria 1391 en Rosario

La ministra de Educación de la provincia, Adriana Cantero, participó este lunes de los festejos por los 50 años de la escuela primaria 1391 de Modalidad Hospitalaria y Domiciliaria de la ciudad de Rosario.

Para referirse a la trascendencia de la modalidad, Cantero resaltó: “Cuando uno habla de trayectoria y habla de las escuelas, está hablando de historias compartidas que han dejado huellas y marcas en la en la biografía de muchas personas: estudiantes, docentes, padres, familias, médicos y asistentes que han compartido el desarrollo de esta tarea”.

En este sentido, la ministra de Educación señaló que “esta es una gran tarea porque vincula salud y educación, que sin duda son las dos grandes políticas de cuidado que debe tener un Estado. La escuela hospitalaria desde hace 50 años viene trabajando para garantizar el derecho a la educación de nuestras infancias y adolescencia más allá de situaciones que se atraviesan con alguna dificultad. Nosotros llamamos a nuestras acciones que salen en la búsqueda de las chicas y los chicos, una escuela en salida porque no está esperando que las alumnas y los alumnos lleguen hasta ella sino que es capaz de salir a su encuentro, en este caso salir al encuentro de infancia y adolescencia que atraviesan momentos de dificultad en instituciones de salud”.

“Pero también sale al encuentro de los que están en su casa sin poder desplazarse hacia la escuela. Es una escuela que va en su búsqueda, que los encuentra, que le dice que están presentes en lo que pensamos, planificamos y soñamos para todas las chicas y los chicos, aún en los momentos de dificultad”, añadió la titular de Educación.

Finalmente, Adriana Cantero manifestó: “La escuela hospitalaria es una modalidad que está en crecimiento en Argentina y en nuestra provincia también. Celebramos que estos 50 años nos encuentre con una escuela que dá la oportunidad para garantizar a niños, niñas y adolescentes nada más y nada menos que el derecho a la educación”.

Por su parte, la directora del establecimiento, Claudia Oviedo, se refirió a las iniciadoras de la escuela y sostuvo que “podemos imaginar que no escatimaron esfuerzos para lograr sus objetivos de garantizar el derecho a la educación a todas las niñas y los niños en situación de enfermedad. En nombre de Esperanza Giménez Rafuls, y de todas las docentes que la acompañaron, anhelamos estar rindiendo el mejor homenaje a esa ellas que sentaron las bases para que hoy estemos celebrando los primeros 50 años de esta querida escuela”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *