La BBC recortará casi 400 puestos de trabajo en su servicio internacional

La cadena pública británica BBC anunció este jueves que eliminará 382 puestos en su servicio internacional -sobre un total de 1.000 que están previstos eliminar-, con el objetivo de acelerar su paso hacia el sector digital y en el marco de un drástico plan de ajuste emprendido en los últimos años.

El proyecto implica el cierre de las emisiones de radio en árabe, persa y chino, así como el cese de varios programas de TV en África y Asia, informó en un comunicado el grupo audiovisual público, que en mayo del año próximo festejará su centenario y había anunciado un plan de transformación.

“La evolución de las costumbres del público en el mundo, con un número creciente de personas que acceden a la información a través del instrumento digital, se acompaña de un clima financiero difícil”, argumentó el grupo citado por la agencia de noticias AFP.

El servicio internacional de la BBC, que llega a una audiencia estimada de 365 millones de personas en el mundo, será uno de los más afectados por el recorte.

De 1.000 puestos que están previstos eliminar en el grupo, sobre un total de 22.000 empleados, el servicio internacional perderá 382, con un ahorro estimado en 28,5 millones de libras anuales (unos 31 millones de dólares).

La BBC aseguró que ninguno de sus 41 servicios en lengua extranjera será cerrado por completo, aunque casi la mitad de ellos solo estarán disponibles en internet y otros se irán de Londres, como el caso de la redacción tailandesa (a Bangkok) o el noticiero televisado africano (a Nairobi).

La BBC se encuentra bajo una considerable presión financiera, ya que el Gobierno conservador congeló en 159 libras y por dos años el impuesto audiovisual con el que se financia el servicio, lo que creó un agujero en sus cuentas, más este año con el actual nivel de inflación.

El objetivo total es lograr un ahorro de 500 millones de libras anuales (unos 543 millones de dólares).

Los programas del servicio internacional son particularmente importantes en países donde la libertad de prensa es limitada.

“Cientos de millones de personas confían en la BBC para obtener informaciones justas e imparciales, especialmente en los países en los que eso no es común”, subrayó Liliane Landor, directora de BBC World Service, en el comunicado.

“Existen argumentos convincentes a favor de la expansión de nuestros servicios digitales en el World Service, para prestar mejor servicio a nuestro público”, agregó.

El contexto de dificultad financiera se degradó en los últimos meses con la disparada de los precios y los costos, empujando a la BBC a “elecciones difíciles”.

Para alcanzar sus objetivos de ahorro global, el grupo ya anunció su intención de fusionar sus canales de información británico e internacional. También va a dejar de difundir de manera continua algunos canales, como los dedicados a los niños o a la cultura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.