Fortalezas propias: El Socialismo confía en si mismo para ser gobierno en el 2023

Entre las cualidades más esenciales del espíritu humano está la confianza en uno mismo y el crear confianza en los demás – Mahatma Gandhi

Confianza; es el sentimiento que se ha instalado por estos tiempos en el Socialismo, en momentos tan convulsionados por rumores que abundan por doquier relacionados con la conformación del tan “promocionado” Frentes de Frentes, el partido de la Rosa esquiva en todo instante los malentendidos y por esa razón no asiste a las reuniones promovidas desde sectores de Juntos por el Cambio para no quedar “pegado” a las suspicacias que generaría su participación.

El socialismo con esta actitud firme de no subirse a ningún tren que persiga solo un rédito electoral se mantiene al margen y les deja, de paso, un mensaje a sus socios dentro del Frente Progresista que las convicciones no se negocian y que cada uno será responsable al tener que elegir su propio destino. Al respecto una importante fuente cercana al intendente de Rosario confiaba a este medio que: “Pablo, todo bien, concurre a los encuentros que lo invitan pero no va integrar ningún armado opositor sin antes conocer la decisión del socialismo, por una razón muy simple, no queremos perder el capital político ganado. La gente esta muy susceptible y hoy más que nunca no te perdona andar saltando de un espacio a otro, hay que ser inteligentes, si el socialismo no forma el frente de frentes, Javkin no se mueve de donde está”, y nos compartía la idea que anda rondando – como un mandamiento – por la cabeza de los referentes del espacio CREO. 

El intendente Pablo Javkin participó del encuentro por la Educación y se prestó a una foto con toda la oposicion aunque le sigue haciendo “ruido” jugar en Juntos por el Cambio.

Un dirigente del socialismo aportaba razones para su creencia: “Se da una circunstancia que nos esperanza, nuestro espacio ha ido creciendo en los últimos tiempos, tenemos datos que muestran un avance de varios puntos en el apoyo del electorado hacia la figura de Clara García, eso nos da fuerzas para redoblar esfuerzos, y por eso no necesitamos formar parte de una nueva estructura electoral, mas aún si la misma no contiene y respeta nuestros ideales, principios y objetivos. Estamos bien y trabajando para ser una alternativa el año próximo”, afirmó el referente, dejando en claro que en lo inmediato no esta en los planes del socialismo sumarse a ningún amplio frente opositor.

Por su parte a Javkin le sigue haciendo mucho ruido jugar dentro del “team” de Juntos por el Cambio porque es de público conocimiento que no comulga en apoyar a las candidaturas nacionales de Macri o Patricia Bullrich, aunque con Larreta tenga una mejor sintonía, eso no cambia en nada su ecuación negativa de jugar junto al macrismo en un mismo espacio. 

El Socialismo nunca detuvo su marcha, siguió con las recorridas permanentes por la provincia, fortaleciendo el trabajo realizado en sus doce años al frente de Santa Fe, las “caricias” que le entregan los buenos números en las encuestas lo envalentonan para poder convertirse en una buena alternativa electoral para el año próximo. “Nosotros tenemos los que a otros espacios de la oposición, quizás le falta, la experiencia en gestión, sabemos que hacer y como hacerlo, es un tesoro que no vamos a regalar, la gente nos va a volver a acompañar en las urnas porque seguramente en este complicado contexto valorara lo que hemos hecho cuando fuimos gobierno”, enfatizó el dirigente consultado sobre el futuro del partido que integra rumbo al 2023.

Desde el espacio que preside Mónica Fein nos admiten, sin titubeos, que han estado presentes en reuniones con diferentes partidos de la provincia pero solo lo han hecho por cuestiones puntuales de reclamos, como sucedió con el tema de la inseguridad y en la ciudad de Venado Tuerto por los trabajos en la Ruta 33 y nos aclaran que nunca han participado de conversaciones que involucrarían la toma de decisiones referentes a integrar una nueva estructura electoral de la oposición.

Las acusaciones de los diputados radicales afines a Maximiliano Pullaro contra legisladores del socialismo por un posible contubernio de este último con el gobierno provincial por los pliegos judiciales alejó la posibilidad de posibles acuerdos políticos. “Miguel Lifschitz no hubiera hecho esto” señaló el legislador Juan Cándido en relación a un “supuesto acuerdo” que permitiría establecer “acomodos” en los cargos para juzgados comunitarios.  

Los números de las últimas encuestas señalan un crecimiento de la intención de voto de los santafesinos para Clara Garcia y eso entusiasma al Socialismo para el año próximo.

La relación entre el “Socialismo” y “Evolución” -el sector del radicalismo que conduce Pullaro – hace bastante tiempo no goza de buena salud. Los pases de factura han sido una “mal sana” costumbre. Desde el socialismo en todo momento le recuerdan al ex ministro de Seguridad de la provincia que fue una gran “deslealtad” a la memoria de Miguel Lifschitz haber abandonado el espacio solo para irse en la búsqueda de poder satisfacer apetencias políticas personales.  El quiebre de vínculo ha generado irreconciliables posturas entre los principales dirigentes de ambos espacios. “Nada de ir juntos a la par” podría haber cantado Pappo en un unplugged de su emblemático tema.

La carrera hacia el acto eleccionario del 2023 en la provincia está en marcha y mientras un sector de la oposición insiste en generar un armado masivo antiperonista para ir por la gobernación, el socialismo paró la pelota y  rehuye en formar parte de un rejunte de partidos que sin contenido programático de gobierno persiga solo un éxito electoral.  “Gracias por la invitación, si ven que no llego, arranquen sin mí” parece decirle el partido de la rosa al Frente de Frentes, porque ha preferido creer en el valor de sus propias fortalezas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.