El expresidente de Paraguay Lugo presenta una evolución “muy positiva”

El expresidente de Paraguay Fernando Lugo presentó una evolución “muy positiva” y se encuentra “estable”, tras ser sometido el miércoles a una cirugía de urgencia luego de sufrir un accidente cerebro vascular.

En su último parte, el médico y legislador Jorge Querey indicó que la evolución de las últimas horas es “muy positiva” y resaltó que presenta una condición “muy estable” con signos alentadores.

No obstante, recalcó que el parlamentario por el Frente Guasú sigue siendo un paciente de terapia intensiva y agregó que entre el lunes y martes buscarán retirarle la medicación que lo mantiene sedado.

“La estabilidad es de una relevancia muy grande en pacientes como él”, expresó Querey, según recogió el diario paraguayo Última hora.

A su vez, resaltó que Lugo “está estable por sí mismo”, lo que es un dato “muy importante en un paciente crítico” y subrayó que no hay nuevos sangrados.

“Lo segundo es que tenemos signos de mejoría clínica en todo su funcionamiento cardiovascular, renal, gastrointestinal, etc. Neurológicamente, lo tenemos otra vez sedado. Se hacen leves retiros (de la medicación) y luego se le reinstala”, dijo.

Sobre los procedimientos a ser realizados, el médico y compañero de fuerza política de Lugo explicó que este domingo se llevará a cabo una nueva tomografía.

“Si eso sale otra vez bien, nos va a dar paso a hacer otras pruebas de salida. El viernes hicimos algunas pruebas y él reaccionó, eso es bueno”, manifestó.

A su vez, agradeció el apoyo de todas las personas que envían sus mejores deseos para que Lugo se recupere.

“Hemos recibido el apoyo de muchos países de la región e incluso en Europa”, dijo.

El exmandatario se descompensó el miércoles pasado mientras estaba en el Senado tras sufrir un accidente cerebrovascular, es decir la rotura de uno de los vasos sanguíneos que irrigan el cerebro o una interrupción de la llegada de nutrientes al órgano.

El senador fue sacado del parlamento por sus pares y funcionarios en silla de ruedas tras sufrir un cuadro de convulsiones que más tarde se supo era un ACV.

El expresidente fue diagnosticado en 2010 de linfoma, un cáncer del sistema linfático, en etapa inicial, por el que recibió tratamiento en Brasil y se recuperó en 2012.

Lugo, un exobispo católico, gobernó Paraguay entre 2008 y 2012. Su triunfo electoral en 2008 terminó con 61 años de hegemonía del Partido Colorado.

Es hasta ahora el único mandatario que no perteneció al derechista Partido Colorado desde que esa fuerza política asumió el poder en 1954, primero bajo la dictadura de Alfredo Stroessner y a partir de 1989 en democracia.

Lugo fue destituido de la Presidencia en junio de 2012, nueve meses antes de las elecciones presidenciales, mediante un controvertido juicio político en el Congreso, acusado de mal desempeño de sus funciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *