Ediles piden un informe sobre la falta de funcionamiento de la línea Q

El rosarino de a pie parece no tener tranquilidad a la hora de pensar en el uso de líneas del colectivo del Transporte Urbano de Pasajeros (TUP). Situación que se arrastra desde hace varios años en la ciudad y que quedó en evidencia luego de los años intensos de pandemia del coronavirus. Malas frecuencias; recorridos alterados; ausencia de coches; entre las mas frecuentes.

A todo este desconcierto debe sumarse una última perlita y son los inconvenientes de funcionamiento que está presentando la línea de trolebuses Q, cuyo operador es la empresa estatal MOVI siendo su recorrido en trazo grueso:  Avenida Francia, tomando los pares San Juan, Mendoza y llegando a la Ciudad Universitaria.

Ahora bien, en este punto las grietas pasaron a segundo plano en pos de abordar un problema que atraviesan miles de rosarinos que cotidianamente usan la mencionada línea y los ediles Silvana Teisa (Justicialismo) y Carlos Cardozo (Juntos por el Cambio) presentaron sendos proyectos en el Concejo Municipal solicitando a la Intendencia un informe de la empresa MOVI,  acerca de los inconvenientes  que presentan las unidades de la línea Q. Además, los términos de garantía de las unidades de trolebuses marca Trolza, proveídas por dicha empresa de la Federación Rusa.

Recordemos que,  estos coches fueron comprados en 2017 a la empresa europea que está quebrada, según detalló la misma Municipalidad; por eso los concejales piden en su iniciativa que se  agreguen detalles sobre los informes técnicos de la Secretaría de Movilidad mediante los que se determinó la compra de las unidades  y si se posee información acerca del cierre por quiebra de la empresa Trolza. De  confirmarse este último dato, “saber si  ese quebranto puede afectar la provisión de repuestos para la continuidad de la prestación de los servicios”, de las citadas unidades.

Además, Cardozo y Teisa quieren saber si en el período de garantía,  de las unidades adquiridas por la Movi se produjo algún otro desperfecto técnico además del fallo en la carga de las baterías, y “de haberse verificado tales inconvenientes”,  si la empresa proveedora atendió los reclamos. También si los solucionó. 

Otro punto requerido es  sobre  si se llevaron a cabo todos los procesos de mantenimiento o services de las unidades provistas por Trolza en la ventana de garantía de los trolebuses y cuáles fueron los informes derivados de estos mantenimientos, en caso  de haberse realizado,  y “si no se efectuaron el motivo de ello”, exigieron los ediles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.