Cuatro de cada diez argentinos con diabetes tipo 2 padecen enfermedad cardiovascular

En nuestro país, alrededor de 1 de cada 10 adultos tiene diabetes tipo 2, una enfermedad que incrementa el riesgo de desarrollar enfermedad cardiovascular.

Un nuevo medicamento para la diabetes tipo 2, que ya está disponible en nuestro país, mejora los niveles de glucemia y otros parámetros metabólicos, además de reducir el riesgo cardiovascular. Este será uno de los temas abordados en el XXIII Congreso Argentino de Diabetes, que tendrá lugar en Rosario del 28 de septiembre al 1° de octubre.

Ante la elevada prevalencia de diabetes, exceso de peso y posible desconocimiento o subestimación del riesgo cardiovascular asociado, comienza a haber respuestas para lograr mejores resultados de salud abordando en simultáneo todas estas problemáticas. En Argentina, ya está aprobado y disponible semaglutida, un tratamiento de administración inyectable para la diabetes tipo 2 de una única aplicación semanal, que no solo ayuda al control glucémico, sino que también reduce el riesgo de tener un evento cardiovascular y contribuye a controlar el peso.

“Esto es particularmente relevante porque, recientemente, un estudio internacional del que participó nuestro país reveló que 4 de cada 10 argentinos con diabetes tipo 2 tienen, además, enfermedad cardiovascular, más frecuentemente de tipo aterosclerótica. Siendo la enfermedad cardiovascular la principal causa de muerte y discapacidad en este tipo de diabetes”sostuvo el Dr. Daniel Piskorz, médico cardiólogo, director del Centro de Investigaciones Cardiovasculares del Sanatorio Británico de Rosario.

Por esto, expertos remarcan que el abordaje de la diabetes tipo 2 debe ir mucho más allá del control de los niveles de azúcar en sangre, contemplando, a la vez, el manejo del riesgo cardiovascular y del peso corporal. Este será uno de los temas que se abordarán durante el XXIII Congreso Argentino de Diabetes, que tendrá lugar en Rosario del miércoles 28 de septiembre al sábado 1° de octubre.

La diabetes tipo 2 es la forma más común de diabetes, una enfermedad crónica que se caracteriza por un alto nivel de azúcar (glucosa) en sangre. En la Argentina, afecta aproximadamente a 1 de cada 10 adultos y la mitad de los que están diagnosticados y en tratamiento no logra un adecuado control de la glucemia con el abordaje habitual. Además, una encuesta mundial de la Federación Internacional de Diabetes, en la que también participó la Argentina, había mostrado que 1 de cada 4 adultos con diabetes tipo 2 se autopercibía como de bajo riesgo cardiovascular.

Por otro lado, la Dra. Astrid Libman, profesora adjunta de Semiología Clínica de la Facultad de Ciencias Médicas de la UNR, médica endocrinóloga del Grupo Oroño de Rosario, agregó que “sabemos que solo 1 de cada 10 personas con diabetes tipo 2 en Argentina recibe un tratamiento hipoglucemiante con beneficio cardiovascular comprobado. Sin embargo, esta es una enfermedad que en la mitad de los casos se asocia con otros 3 factores de riesgo cardiovascular, como la hipertensión arterial, dislipidemias y obesidad, constituyendo un grupo de alto o muy alto riesgo”.

“Con medicamentos como éste, se redefinen los objetivos terapéuticos y nos permite aspirar a mejorar también el perfil cardiometabólico de la persona. Controlar los otros factores de riesgo cardiovascular es clave para mejorar la evolución y el pronóstico de las personas con diabetes para contribuir a evitar el desarrollo de complicaciones a largo plazo”, afirmó el Dr. Piskorz.

“Además, al ser una medicación de administración semanal, contribuye a la adherencia terapéutica, lo que es vital para obtener los resultados esperados”, subrayó la Dra. Libman.

Acerca de semaglutida

Semaglutida es un agonista del receptor del GLP-1 (péptido similar al glucagón tipo 1) de administración semanal, mediante inyección subcutánea, desarrollado para el tratamiento de la diabetes tipo 2. Mejora el control de la diabetes porque estimula la secreción de insulina y contribuye al descenso de peso actuando a nivel del sistema nervioso central, disminuyendo el apetito y la ingesta de alimentos. Además, reduce el riesgo cardiovascular modificando positivamente los factores de riesgo como la glucemia, la presión arterial, el nivel de lípidos y el peso corporal. En el programa de ensayos clínicos SUSTAIN, semaglutida demostró ser segura y bien tolerada.

Diabetes tipo 2 en números

– Cerca de 1 de cada 10 adultos en Argentina tiene diabetes tipo
– 4 de cada 10 argentinos con diabetes tipo 2 tienen además enfermedad cardiovascular
– 9 de cada 10 personas con diabetes tipo 2 tienen sobrepeso u obesidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.