Oficializaron los nuevos montos de asignaciones familiares que se cobran desde marzo

El Gobierno oficializó su decisión de igualar el tope de ingresos para percibir las Asignaciones Familiares con el piso del Impuesto a las Ganancias, con lo cual más de 900 mil niños y adolescentes serán alcanzados por la medida.

El beneficio ya había sido anunciado por el ministro de Economía, Sergio Massa, y la titular de la ANSeS, Fernanda Raverta, el 16 de febrero; ahora, a través del Decreto de
Necesidad y Urgencia (DNU) 101/2023, publicado este miércoles en el Boletín Oficial, se formalizó.

Así el Poder Ejecutivo estableció que el beneficio será de aplicación para las asignaciones familiares cuya puesta al pago se realice a partir de este mes. Además, dispuso que se eleve el límite de ingresos máximo aplicable a las personas titulares de asignaciones de $158.366 a $ 404.000, que es el mínimo no imponible de Ganancias.

Según lo dispuesto, esta decisión es de carácter permanente, por lo cual a medida que se actualice el mínimo no imponible, lo mismo sucederá con el tope de las Asignaciones Familiares.

El decreto aclaró que quienes estén alcanzados por Ganancias “tienen derecho a deducir sus cargas de familia de sus ganancias netas, siempre que sean residentes en el país, estén a cargo del contribuyente y no tengan en el año ingresos netos superiores al límite allí establecido por la legislación impositiva”.

Por otra parte, la Secretaría de Seguridad Social del Ministerio de Trabajo fue autorizada a dictar las normas aclaratorias y complementarias necesarias para la implementación
de la medida.

El Gobierno justificó el DNU al señalar que “existen cientos de miles de trabajadores y trabajadoras con hijos e hijas a cargo cuyos ingresos se encuentran entre el tope máximo individual de ingresos, actualmente de $158.366, y el monto a partir del cual deben tributar Ganancias”.

“La situación afecta a los ingresos de los hogares de los trabajadores y de las trabajadoras, y además, altera las condiciones de acceso al derecho a la seguridad social de niños, niñas y adolescentes”, añadió.

En consecuencia, subrayó que esta medida “resulta de carácter urgente, toda vez que esa situación genera que una gran cantidad de familias no vean el impacto en sus ingresos del acompañamiento que el Estado garantiza a las infancias y adolescencias de nuestro país, ya sea por la cobertura del Régimen de Asignaciones Familiares o de los mecanismos de deducción”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.