Maternidark, una serie rosarina que se rodará en agosto para TV Pública

Es dirigida por la dramaturga Romina Tamburello, y escrita por ella y la escritora Rosario Spina inspiradas en el diario de embarazo y puerperio de esta segunda.

En el marco de una saludable ebullición de proyectos audiovisuales en la ciudad, en pocas semanas termina la preproducción de una serie que dará que hablar, desde un elenco de actores de lujo, equipos totalmente rosarinos y un argumento valioso: la historia de una maternidad contemporánea que busca ser ambivalente y singular. Ni la romantización ni la crítica, pero sí con promesa de mucho humor negro políticamente incorrecto. Porque ya se sabe que maternar es político.

Se trata de la miniserie Maternidark, dirigida por la dramaturga Romina Tamburello, y escrita por ella y la escritora Rosario Spina inspiradas en el diario de embarazo y puerperio de esta segunda, en busca con mucha ficción de esa singularidad en el personaje de Luciana, protagonizada por la actriz balcarcense Camila Peralta y el rosarino Juan Nemirovsky.

En la trama, Luciana y Nacho atraviesan ciclos de penurias en la búsqueda de un embarazo con tratamientos de fertilidad. En el camino hay rupturas, calentura de embarazo, angustias, cuernos inesperados, redes de contención, terapias alternativas y vínculos que se reconfiguran, y la pregunta sobre el deseo de maternidad latente para no dejar nada asentado. Maternidark es una serie tan visceral como el diario que la inspiró, de la que toma la frase: “No hay forma de no cagarla así que mejor vivila”.

Hace una semana esta serie levantó el avispero a nivel nacional de forma inesperada, cuando la panelista Viviana Canosa criticó el proyecto en su programa televisivo, generando más expectativas que mala prensa en sus redes sociales. La escritora rosarina y autora del guión Rosario Spina recordó el asunto y apreció: “Tanto Canosa como otros personajes de la televisión encarnan y multiplican los discursos de odio, y por eso no hay que darles demasiada atención. Si la crítica viene de alguien como ella, que promueve el pánico social y la desinformación con un discurso de odio sistemático hacia los feminismos y las diversidades, es un halago ver a Maternidark en la vereda opuesta”.

En plena instancia de pre producción del rodaje, Rosario y Romina dialogaron con Rosarioplus.com sobre el devenir de su explosivo proyecto: “Buscamos mostrar producciones que se corran de la industria de la Capital, y se va a filmar íntegramente en Rosario. Ya terminamos todos los guiones, en junio ya estamos en preproducción, aunque ya venimos trabajando con los equipos, y haciendo ensayos con actores y actrices. Vamos a comenzar a rodar el 8 de agosto, y a fin de año entregamos la producción al canal”.

El proyecto ganó del Premio para Desarrollo de Series de Ficción del Plan de Fomento a las Industrias Creativas del Ministerio de Cultura de Santa Fe, con una tutoría para su desarrollo con la directora y guionista Ana Piterbarg; y luego el concurso Renacer Audiovisual de contenidos públicos de la Nación que permite filmarla. Será la TV Pública la que decida cuándo será su emisión. Los guiones ya fueron terminados por Rosario y Romina, con los aportes de los productores de Pez Cine Federico Actis, Santiago King y Luciana Tamburello. Parte del elenco que fue confirmado cuenta con Mumo Oviedo, Laura Copello, Inés Estévez, Julián Doregger, Alejandro Gigena y Juan Biselli. Y se adelantó que para el resto de los personajes y extras se abrirá un casting en Rosario en los próximos meses.

Un diario de la gestación que ahora es ficción

La trama de Maternidark se reconoce inspirada en el diario del embarazo y puerperio de Rosario Spina, “intervenido con mucha más ficción que realidad, desde lo intransferible de esa maternidad con situaciones de mucho juego y humor. No queremos contar cómo es ni cómo debe ser una maternidad”, precisó Tamburello, quien aseguró: “Yo, que decidí no ser madre, al leer su diario encontré como una aventura en esa maternidad y le propuse hacer este proyecto”.

Rosario recordó sobre ese proceso de escritura, que comenzó en 2018, donde “se tomaron muchas cuestiones del diario y después mucha ficcionalización, con relatos de maternidad idílica o edulcorada, que son los mandatos tradicionales que siguen pujando inconscientemente en nosotras. Hemos visto cada vez más series, películas, literatura, que rompe con esa maternidad idílica. Este nuevo relato que buscamos, el de la “mala madre” también genera una brecha”.

Aclaró que no se trata de una crítica a la romantización: “Nosotras no estamos en ninguno de esos dos lados, sino en el de la singularidad de lo que le sucede a esa mujer y su forma de maternar. Las mujeres juzgamos mucho, siempre estamos en la búsqueda de si tal es buena o mala madre, y no existe eso. Por eso trabajamos la historia en la ambivalencia, una palabra que es clave para mí al maternar. Ser madre es lo mejor del mundo y a la vez es lo peor del mundo. Esto lo dice Jane Lazarr en El nudo materno, y ya se sabe que maternar es político también”.

Romina recordó haber aportado mucho en el personaje de Luciana a través del humor: “Yo lo hice desde mi experiencia de escribir, dirigir y actuar comedias, y Rosario agregó experiencia de terapias alternativas, los estados de ánimo, y nunca hubo una discusión, lo que cada una aportaba se integraba a la narración a cuatro manos que compusieron a todos los personajes”.

El nombre de la serie Maternidark de por sí genera expectativas, una palabra compuesta que es parte de los modismos actuales, enmarcado en una arena pública en proceso de deconstrucciones. Sobre éste, Romina lo califica como “garpador y que dan ganas de saber de qué se trata esto”. Mientras, Rosario analizó: “Hay algo de oscuridad, nosotras lo hemos pensado en un inicio ya al nombre y la serie fue creciendo en una forma polisémica. Pienso que buscamos el término porque no está iluminado determinado sentir maternal que es el esperado. El sentido clásico de esa oscuridad de no dormir, no ir al baño, todo lo que conlleva ser madre. Luciana escribe en su diario, sobre la tarea de madre primeriza y puérpera”.

Este guión se puede decir que pasó por el cuerpo de la escritora como su propio laboratorio: “Lo empezamos a escribir cuando mi primera hija tenía cuatro meses y yo estaba tan filtrada que necesitaba frenar. Era primeriza y puérpera, un caos. Almudena creció y volvimos al guion. Hace tres meses parí de nuevo, y mirá cómo ahora es diferente que soy nuevamente puérpera y puedo sostener estos momentos de creatividad que esa vez no pude”.

El momento de mayor producción creativa, ambas coincidieron, fue en el encierro de la pandemia. “Empezamos a escribirla en 2018, y en la pandemia en el encierro fue cuando más avanzamos en escribirlo juntas”, recordó Romina, y Rosario asintió: “Fue muy productiva la escritura en la pandemia, le dimos mucha energía”.

Se puede pensar que esta serie puede tener guiños a creaciones existentes como en su momento fue Según Roxi, ahora la canadiense Workin’ Moms, entre otras en plataformas de streaming. Incluso en la aclamada película basada en la novela de Elena Ferrante La hija oscura. Pero consultadas ambas autoras, aseguraron que estuvieron lejos de buscar en esos contenidos. “La referencia que tiene esta serie justamente no es en torno a las maternidades, sino que la tomamos de Fleabag. Porque en general se arma personajes graciosos alrededor, los secundarios, cuando nosotras nos jugamos en que haya humor negro en la protagonista también”.

Ficha técnica

Directora de arte y vestuario: Ana Julia Manaker

Director de fotografía: Marcos Garfagnoli

Camarógrafo: Lucas Pérez

Asistente de dirección: Federico Rodríguez Sevezo

Guionistas: Rosario Spina y Romina Tamburello

Dirección: Romina Tamburello

Director de sonido: Toto Grimaldi

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.