En una cárcel de máxima seguridad en Lima, “Dumbo” espera la extradición a Argentina

El narco peruano Raúl Martín Maylli Rivera, conocido como “Dumbo”, quien había sido detenido en octubre pasado tras permanecer prófugo casi un año y medio de la Justicia argentina que le imputa el manejo de la venta de drogas en el barrio Padre Mugica, de Villa Lugano, permanece alojado en una cárcel limeña de máxima seguridad y ya se acogió a una “extradición simplificada”, por lo que quedó allanado el camino para su traslado al país para ser indagado.

Fuentes de la Justicia de Perú y del Instituto Nacional Penitenciario (INPE) de ese país confirmaron a Télam que “Dumbo” fue trasladado los primeros días de noviembre desde el penal Ancon II al establecimiento “Miguel Castro Castro”, una cárcel con capacidad para 5.500 presos en su mayoría reincidentes o con condenas por delitos graves, ubicada en el distrito de San Juan de Lurigancho, en las afueras de la capital peruana, y allí aguardará la decisión judicial para su traslado final a Argentina.

Según los investigadores, a través de su abogado Américo Flores Rocha (un excomandante de la policía de Perú), Maylli Rivera ya se acogió a la “extradición simplificada”, es decir, que aceptó el pedido de la Justicia argentina.

De esta manera, de acuerdo a lo que confirmaron las fuentes consultadas, “el procedimiento de extradición es más corto”, por lo que el Ministerio Público peruano “ya se puso en contacto con las autoridades judiciales argentinas” para coordinar los alcances del traslado.

Las fuentes judiciales de Perú consultadas por Télam aseguraron que “Dumbo” no tenía actualmente causas abiertas en su país, aunque sí tuvo un antecedente en prisión entre el 27 de febrero del 2007 y el 9 de abril del 2013, acusado por un homicidio.

En esa oportunidad, estuvo recluido en el establecimiento penitenciario de Huaral hasta que fue beneficiado por una libertad condicional.

La investigación del narcotráfico en el barrio Padre Mugica

Días atrás, el juez federal número 10 Julián Ercolini había firmado el exhorto solicitando su extradición al país para poder indagarlo como acusado de ser el “jefe de una organización destinada principalmente a la distribución y comercialización de sustancias estupefacientes, con dominio territorial en un sector del barrio Padre Mugica -especialmente en inmediaciones de la Platea 11- en el sector central del contiguo asentamiento Bermejo del barrio de Villa Lugano y en la villa 1-11-14”.

Para el magistrado, la banda de Maylli Rivera, quien en sus inicios formó parte de la organización liderada por el capo narco peruano Marco Estrada González, alias “Marcos”, actuó “al menos desde noviembre de 2018 y hasta su desbaratamiento el 24 de mayo del 2021”, cuando fueron detenidos 12 de sus integrantes.

El arresto de “Dumbo” (42), el narco más buscado en Argentina y por quien el Gobierno nacional ofrecía una recompensa de cinco millones de pesos, se concretó la madrugada del pasado 28 de octubre en Parque San Silvestre, precisamente en el mismo distrito limeño donde se encuentra ubicada la cárcel en la que hoy permanece alojado.

Al momento de ser interceptado a la salida de un restaurante, Maylli Rivera llevaba una cédula de identidad falsa boliviana a nombre de Jesús Guzmán Herrera y negó ser “Dumbo”, aunque su verdadera identidad fue finalmente corroborada.

Para detener al prófugo más buscado de Argentina hubo un trabajo en conjunto que demandó la colaboración de la Fiscalía Antidrogas 1 Del Callao, Perú, a cargo de Ronald Achahui Córdova, efectivos de la División Operaciones Área Metropolitana Oeste de la Policía Federal Argentina, personal de la Policía Nacional de Perú y hasta de la Dirección Antidrogas de la Policía de Uruguay.

Cómo operaba la organización de “Dumbo”

Para los investigadores de la Procunar, a cargo del fiscal Diego Iglesias, la organización de “Dumbo” estaba integrada por decenas de personas, muchas de las cuales fueron detenidas y actualmente están siendo sometidas a juicio oral.

Los pesquisas determinaron que esta organización tenía dominio territorial en la denominada “Platea 11” del Complejo Habitacional Padre Carlos Mugica y del asentamiento Bermejo, que está enfrente, todo en Villa Lugano.

Las tareas de inteligencia que llevaron a cabo los investigadores permitieron establecer que los integrantes de la banda ocupaban varios departamentos en la “Platea 11” donde fraccionaban la droga y guardaban las armas y el dinero, mientras que las ventas se hacían principalmente en un pasillo en forma de “L” (cerrado al público) que queda al lado de una canchita de fútbol.

“La venta se hacía en dos turnos durante las 24 horas, los 7 días de la semana”, dijo uno de los pesquisas, quien agregó que la banda “tenía un alto grado de organización, con la participación de los denominados ‘satélites’ y ‘marcadores’ que alertaban a los vendedores sobre el ingreso de policías y personas sospechosas”.

“Había personas armadas llamadas “chalecos” que custodiaban a los principales miembros de la banda y a los vendedores. La organización les repartía comida a los marcadores y vendedores para que no abandonen sus puestos. Hacían barricadas en las calles para impedir la circulación de vehículos”, explicó el pesquisa consultado.

Según el requerimiento de elevación a juicio al que están siendo sometidos varios de los integrantes de esta organización, los miembros de la banda de “Dumbo” “exhibían armas de fuego y hasta hacían disparos al aire para amedrentar a los vecinos” y evitar de esa manera que sean denunciados.

“La organización llevaba un registro en cuadernos de las ventas de cocaína (“alto”), pasta base (“bajo”) y marihuana (“faso”), los gastos y la asistencia y función que desempeñaba cada miembro”, agregó el investigador.

por lo que el Ministerio Público peruano “ya se puso en contacto con las autoridades judiciales argentinas” para coordinar los alcances del traslado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.