El cura villero Paco Olveira comenzó huelga de hambre por los empobrecidos frente a Tribunales en Capital Federal

Una delegación conformada por integrantes de Curas en la Opción por los Pobres y la organización de derechos humanos San Oscar Romero, encabezada por el el sacerdote Francisco “Paco” Olveira, comenzaron anoche una huelga de hambre de una semana frente al Palacio de Tribunales, en defensa de “las y los empobrecidos” y para exigir la renuncia de los miembros de la Corte Suprema de Justicia, entre otras consignas.

El grupo confirmó en un comunicado que anoche “comenzaron un ayuno por siete días” y anunció que Olivera oficiará misa diariamente a las 19.

“Comenzamos el ayuno anunciado para siete días. Al momento estamos haciéndolo: el padre Miguel “Pancho” Vello, el padre Rodolfo Viano y yo. También están realizándolo las integrantes de la organización San Oscar Romero Carolina Amejeira y Susana Traversi. Desde aquí hablaron les jóvenes y así comenzamos el ayuno”, explicó el sacerdote a Télam.

La medida de protesta se inició anoche luego del acto en Tribunales convocado ayer por la agrupación Les Jóvenes, en el marco del Día Nacional de la Memoria, por la Verdad y la Justicia, a 47 años del golpe de Estado.

Olveira contó que ya recibieron apoyo por parte de estudiantes universitarios, quienes se acercaron a interiorizarse sobre la medida de protesta.

Según explicó el sacerdote a través de un comunicado, el 7 en la literatura bíblica “significa plenitud” e indicó que el ayuno es una práctica para “purificarse y purificar”.

“Y comienzo sabiendo como decía el Padre Carlos Mugica que ‘yo puedo hacer huelga de hambre y ellos no, porque nadie puede hacer huelga con su propia hambre'”, advirtió.

Y agregó: “Por las y los empobrecidos de nuestra Patria es el ayuno, ellos que para tener internet en su casa para que sus hijos/as puedan estudiar han de pagar 3.000 pesos por mes ya que esta Justicia bloqueó que las telecomunicaciones sean un servicio público regulado por el Estado. Plata que debía ir a comprar un pedacito de carne y no seguir solo comiendo polenta y fideos”.

“Es para mantener viva la llama de las y los 30.000 detenidos/desaparecidos. Hay lamentablemente demasiadas razones para exigir la renuncia de la Corte Suprema de Justicia, claramente también la proscripción de Cristina Fernández de Kirchner capítulo argentino del partido judicial en América Latina”, explicó en un comunicado.

Fuente: Télam

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.