Dionisio Scarpin: “El candidato que en silencio espera”

Fue intendente de Avellaneda por tres periodos consecutivos, en los dos últimos resultó elegido en las urnas por una abrumadora mayoría de los vecinos que viven en la pujante ciudad del norte santafesino quienes  reconocieron con su voto los muchos aciertos que tuvo en sus gestiones al mando del municipio. Dionisio Scarpin es un dirigente que acompaña a los sectores productivos y que ocupa su tiempo en buscarle solución a los problemas que aquejan a los santafesinos.

El senador nacional es un hombre que no abona a la discordia, su carácter tranquilo le permite generar puentes de concordia y de diálogo. Nunca se aleja de sus convicciones, escucha y toma debida nota de los reclamos de los habitantes de Santa Fe. Ese obrar le ha permitido una construcción responsable de su administración al frente de Avellaneda y sobretodo, para hacer política, de la manera que la gente necesita.

La sociedad en general esta pidiendo a gritos, hace bastante tiempo, por la presencia de políticos que “hablen menos y hagan mas” y que salgan de la lógica que atraviesa la “media” de los dirigentes poco comprometidos con las obligaciones contraídas con aquellos que confiaron en ellos con su voto.  En esa difícil “autopista” donde se instala lo políticamente incorrecto, Scarpin se mueve con comodidad, como no preocupándole demasiado “el que dirán sus colegas”  sino más propenso a generar las acciones necesarias para brindar las respuestas que la gente requiere de la política.

El ex intendente es alguien que no necesita tribunearla para sobresalir, prefiere moverse “por los atajos del hacer antes que el decir”, y lo hace recurrentemente en puntas de pie – casi a hurtadillas-porque le importa más ser una mano anónima que ayuda al necesitado que  formar parte de las “glamorosas marquesinas” con las cuales la política “vende” las pocas promesas de campaña que fueron cumplidas.

El triunfo electoral junto a Losada en las intermedias del 2021 le otorgan a Scarpin un “plus extra” para ser considerado candidato a gobernador para el 2023

La carrera hacia el 2023 en la provincia,  ya se largó y en donde estará nuevamente en juego, quien será el encargado de ocupar el sillón del Brigadier López por los próximos cuatro años, Dionisio Scarpin, es un nombre propio  que seduce a muchos radicales de Santa Fe, pero por ahora el senador prefiere no subirse al tren de una candidatura, eligió seguir recorriendo la provincia para conocer su realidad y tampoco se dejó encandilar por las alfombras rojas del Congreso que ahora ocupa. El dirigente nunca perdió su vínculo con Santa Fe, un lugar en el mundo que prioriza por encima de cualquier interés político o personal.

El triunfo obtenido en las elecciones intermedias del 2021 en compañía de la periodista Carolina Losada, le permitió al senador nacional tener un plus extra a sus aspiraciones futuras. “El triunfo de Losada estuvo sustentado en el fuerte contenido político que le brindó a la formula el intendente Scarpin”, supo señalar a este medio oportunamente, un importante dirigente radical de la provincia.

Todos o casi todos dentro del arco opositor coinciden que el oriundo de Avellaneda sería un buen candidato a gobernador. “Necesitamos alguien con resultados válidos en gestión para conducir la Casa Gris, sino todo resultará muy cuesta arriba”, nos aportaba un “experimentado” dirigente de la oposición a La Voz de Rosario, recordando los casos de Binner, Lifschitz y Perotti que cumplieron con esa premisa antes de ocupar el cargo.

Scarpin reconoce que el principal problema que tienen los santafesinos, es la inseguridad , pide de manera urgente que todos los actores y los poderes estatales aúnen sus esfuerzos para definir una agenda de trabajo en común para luchar contra el flagelo que padece la provincia. Esa será la “madre de las batallas” que deberá asumir cualquier candidato que pretenda llegar a la gobernación. El senador abona a un trabajo en conjunto de la dirigencia por encima de las banderías partidarias, allí es donde marca diferencias con el resto de los posibles pretendientes a la Casa Gris dentro del espacio Juntos por el Cambio.

Scarpin pregona la participacion de todos los sectores de la politica santafesina para solucionar el flagelo de la inseguridad.

“Dioni” como se lo conoce en el norte santafesino tuvo una vital influencia en el triunfo de Losada en la interna del Frente aportando una valiosa cantidad de sufragios que permitieron derrotar a Pullaro. Justamente el ex ministro de Seguridad de Santa Fe sería el principal competidor que pudiera llegar a tener si decide transitar el camino de una candidatura en el 2023.

El dirigente radical de “Evolución” ya se largó hace rato para pelear por la gobernación mientras que Scarpin con paciencia “ orejea las cartas de sus posibilidades” confiado que su participación en la contienda electoral surgirá por si sola, como resultado de la necesidad del espacio que integra de poder contar con su presencia.

En la incipiente competencia que se esta armando dentro de “Juntos por el Cambio” y a la espera de saber que pasará con la iniciativa que pretenden generar algunos actores dentro de la oposición de poder formar un “frente de frentes” para oponer al peronismo, Scarpin no pierde su postura, continua trabajando por la defensa de los intereses de Santa Fe desde el Senado Nacional y mira de soslayo todo lo que acontece en el escenario de la política doméstica santafesina, aunque muchos lo tengan presente en la grilla de partida para disputar la gobernación, él nunca pierde su sonrisa urgente y jamás abandona su imagen de “buen tipo”. Confiado en lo que hace y en lo que pretende para el devenir de su carrera política, y por razón, por ahora prefiere ser solo ese “candidato que en silencio espera”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *