Alemania y Estados Unidos avanzan hacia decisión de enviar tanques a Ucrania

Las naciones occidentales parecían estar cerca el martes de un acuerdo diplomático para suministrar una cantidad significativa de tanques de combate a Ucrania, mientras que Kiev despidió a más de una decena de funcionarios de alto rango en su mayor cambio de liderazgo desde la invasión de Rusia.

La revista de noticias alemana Der Spiegel reportó el martes por la noche que el canciller Olaf Scholz decidió enviar tanques Leopard 2 a Ucrania y permitir que otros países, como Polonia, lo hagan.

Un portavoz del Gobierno alemán se negó a comentar. El Ministerio de Defensa no estuvo disponible de inmediato para ofrecer comentarios.

Polonia dijo que había enviado formalmente una solicitud al gobierno alemán para que le permitiera enviar algunos de sus tanques Leopard a Ucrania, acercando a Berlín a una esperada decisión sobre permitir la reexportación del tanque pesado de la OTAN.

En tanto, autoridades estadounidenses dijeron que Washington podría abandonar su oposición a enviar algunos de sus tanques Abrams, en un comentarios que apuntaba a respaldar los procedimientos en Alemania.

Por separado, el martes, Ucrania despidió a más de una decena de funcionarios, incluidos los gobernadores de varias provincias importantes en el frente, como parte de una campaña anticorrupción del gobierno del presidente Volodímir Zelenski que se volvió crucial por la necesidad de retener partidarios de Occidente.

El anuncio de Polonia de una solicitud de permiso de Berlín para reexportar tanques Leopard a Ucrania pareció dejar a Scholz poco espacio para seguir posponiendo un debate clave entre los aliados sobre la mejor manera de apoyar a Ucrania.

“Espero que la respuesta de Alemania llegue rápidamente, porque ello se están retrasando, eludiendo, actuando de una manera que es difícil de entender”, dijo el primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, en una rueda de prensa.

Momento para tomar posturas

Mientras tanto, dos funcionarios estadounidenses dijeron a Reuters que Washington parecía estar abandonando su oposición a enviar algunos de sus principales tanques de batalla M1 Abrams a Ucrania.

Si bien el Abrams se considera menos adecuado que el Leopard para Ucrania debido a su alto consumo de combustible y su dificultad de mantenimiento, la medida podría alentar a Alemania a proporcionar los Leopard.

Kiev ha estado pidiendo durante meses tanques occidentales que dice que necesita desesperadamente con el fin de dar a sus fuerzas la potencia de fuego y la movilidad para atravesar las líneas defensivas rusas y recuperar el territorio ocupado.

Los legisladores socialdemócratas de Scholz se han contenido, desconfiados de los movimientos que podrían impulsar a Rusia a intensificar la guerra, y consideran como un riesgo de que la alianza OTAN se vea involucrada en el conflicto.

Los tanques Leopard, desplegados por ejércitos de toda Europa, se consideran la mejor opción porque están disponibles en grandes cantidades y son fáciles de implementar y mantener.

Pero Alemania se ha resistido a la presión de comprometer cualquiera de sus propios Leopard y hasta hace poco había dicho que sus aliados aún tenían que solicitar formalmente el permiso para enviar sus propios tanques.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.