Santa Fe y el pesebre de “las PASO”.

En la “nochebuena” de las elecciones PASO en Santa Fe los partidos políticos velan armas, sumergidos en el obligado “silencio” de la veda electoral, la procesión de los candidatos va por dentro y los sueños reposan en un pesebre repleto de buenos deseos e intenciones, junto a las expectativas de lograr el mejor desempeño este domingo.

Sergio Alcázar

Las urnas pronunciaran su veredicto mañana, con el particular idioma de los santafesinos, mientras se pulen detalles de la actividad en cada bunker, y se organizan los sistemas de cómputos para hacer frente a las exigencias del escrutinio, las ultimas semblanzas de esta semana previa predisponen el animo en cada espacio, generando optimismo, cautela o preocupación por la respuesta del ciudadano al momento del sufragio.

Premio, castigo, reconocimiento y confianza son algunos de los sentimientos mas movilizadores para el votante a la hora de elegir una opción en la boleta. Habrá candidatos que se sentirán representados por alguno de ellos, otros penaran por los errores cometidos y los más, se cobijaran al abrigo de la ansiedad para acompañar las horas y aguardar el desenlace del comicio.

El Frente Progresista y Cambiemos se robaron esta semana toda la atención, la visita de Elisa Carrio a Santa Fe, detonó un conflicto con durísimos cruces verbales, fiel a su estilo confrontativo y apocalíptico, la diputada nacional encendió el escenario político vinculando al ex gobernador Bonfatti con la banda de los Monos, “Y si usted quiere votar por Los Monos, voten por Bonfatti” manifestó Lilita sin meditar las consecuencias.

Desde el Socialismo hicieron fila para responderle, primero un enérgico comunicado del espacio expresó el repudio hacia sus dichos, luego el propio Bonfatti, quien se tomó unas horas en preparar su defensa, la tildó de “mentirosa y destructora serial”, los demás dirigentes del oficialismo santafesino respaldaron las palabras del precandidato a gobernador y descargaron también su furia contra la líder de la Coalición Cívica en las redes sociales.

La situación generada por la visita de Carrio para apoyar a José Corral,  invisibilizó el beneficio de la ayuda al Intendente de Santa Fe y cambio la rutina de campaña de ambos espacios. Tanto Cambiemos como el Frente Progresista sintieron el impacto de verse expuestos y modificaron la intensidad de sus campañas, evitando agregar mas capítulos a un enfrentamiento que se había tornado por demás de violento.

En el peronismo esta semana previa a las PASO, tanto Omar Perotti como Maria Eugenia Bielsa cumplieron con sus cargadas agendas de campaña, muchos medios de comunicación, dialogo directo con los santafesinos para jugar las últimas fichas en pos de captar la empatia de los votantes.

La arquitecta prefirió llevar sus propuestas al norte de la provincia, Tostado, Reconquista, San Javier y Ceres fueron las localidades elegidas para dar a conocer los atributos del espacio, gente de experiencia y determinación para gobernar son algunas de las virtudes que expone la precandidata como valores de seducción para el elector.

El contador Perotti centró sus actividades principalmente, en Rosario y Santa Fe, participó en muchos programas de radio y televisión, divulgando en cada uno de ellos, un mensaje de optimismo y esperanza, priorizando la defensa del santafesino y de la producción, el rafaelino nunca se salio del libreto de apostar al futuro de Santa Fe y su discurso nunca tuvo un sentido confrontativo con su rival de la interna, opuesta fue la postura de Bielsa, quien intentó en todo momento exponer a Perotti asociándolo en mas de una oportunidad con las figuras de Lifschitz y  de Macri , buscando siempre, desvalorizar su imagen.

Ambas disímiles posturas en la única interna a gobernador que tiene la provincia,  quizás tengan sus razones cuantificadas, las encuestas (fue una semana prolifera al respecto) marcan un triunfo del Senador sobre la hermana de Marcelo, esos números fueron los que llevaron a la exvicegobernadora a dejar su habitual compostura para ocuparse de hacer públicos todos los defectos de su contrincante, conviene decir igualmente, que el caudal de votos hacia su persona, sigue siendo una incógnita, principalmente en el Departamento Rosario.

El escenario para la intendencia de la ciudad de Rosario tiene dos epicentros bien delimitados, por un lado, la interna del Frente Progresista concita la atención de los rosarinos. “No es David contra Goliat. Es contra Goliat, contra los socios de Goliat, los parientes de Goliat” con ese sutil tuit se despachó Pablo Javkin para dejar en claro lo desigual y lo difícil que resultó darle batalla al aparato del oficialismo.

Javkin tuvo en estos días muchísimas demostraciones de apoyo y afecto hacia su persona en las redes y en la calle, que pusieron al concejal a pensar seriamente en la posibilidad de ganar la interna, sustentado ese optimismo también, en la  complicidad de algunos sondeos que circulan en la ciudad y que respaldan en números, que sus expectativas vuelan tan alto como sus grullas.

Verónica Irizar  se tomó estos días para hacer hincapié en sus fortalezas, el convencimiento de poseer el equipo que va a transformar la ciudad la entusiasma tanto como la posibilidad de sumar a muchos independientes que quieran involucrarse y trabajar para una mejor Rosario.

Dedicó tiempo a encuentros con estudiantes de toda la provincia, con músicos y artistas de la ciudad de Rosario, no le quedaron acciones pendientes, cumplió al pie de la letra el guión de campaña, ahora solo  aguardar lo que depare el 28, con prudencia espera por la  posibilidad de dar el primer paso, que la acerque al intimo deseo de ser, la futura intendente de Rosario.

En el otro epicentro, Roy López Molina se aisló de toda controversia, siguió enfrascado en dar a conocer sus proyectos para una Rosario más segura, sabe muy bien que si logra darle visos de credibilidad a su lucha contra la inseguridad, habrá dado un paso enorme para ganarse la confianza del electorado rosarino.

Hay que decir que a la interna de Cambiemos la encendió Jorge Boasso,  de eso no existe ya ninguna duda. “A Rosario no la puede gobernar un chico desde una play station” sugirió el ex edil en su cuenta de twitter. El precandidato por el Radicalismo exuda confianza, por tal razón declama atención incomodando todas las veces que puede a su adversario del espacio, una historia que tendrá su punto final mañana cuando las urnas hablen.

Sukerman y Monteverde sin compromisos urgentes de revalidar candidaturas, se dedicaron a engrosar el contenido de sus campañas. Sus estrategias comunicativas incluyeron urnas por el lado del peronista y el tradicional sachetazo de Ciudad Futura. Este domingo serán espectadores de las internas y testigos en primera persona de las fortalezas conque cuentan.

Mañana a partir de las 8 horas, se terminaran todas las conjeturas, los santafesinos decidirán quienes llegaran a las generales. Santa Fe empieza a buscar nuevo gobernador, todas las encuestas previas favorecen al peronismo, que como espacio supera al socialismo por más de 10 puntos, una diferencia que de confirmarse, parecería irreversible camino hacia junio.

Santa Fe tiene sus PASO, pensando en el futuro conviven en ella todas las ilusiones y expectativas. Duran Barba alguna vez dijo que “la gente no vota por gratitud sino por esperanza”, precisamente ese sentimiento estará implícito en cada cruz hecha en los casilleros en blanco de la boleta, conviene recordar que la función de la política es cambiarle la realidad al ciudadano, el santafesino necesita confiar que esta vez los candidatos cumplirán con lo prometido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *