Rosario Central, la Copa Libertadores y un debut con disparidad de fuerzas.

A horas de dar comienzo la participación de Rosario Central en una nueva edición de la Copa Libertadores de América, se da un escenario a priori, con una notoria disparidad de fuerzas.

El equipo de Paulo Ferrari llega a este convite continental con una pesada carga de malos resultados, con una importante sequía de victorias y con un equipo al que le cuesta un montón ser competitivo.

El pedido de la Comisión Directiva del canalla al entrenador que sucedió a Edgardo Bauza fue contundente, lo importante es la Superliga, allí hay que poner todas las atenciones le sugirieron al técnico, resulta lógica esta solicitud, ya que Central necesita imperiosamente sumar puntos en el torneo local para no padecer demasiado en el próximo campeonato, donde lo tendrá ubicado en el comienzo del mismo, en los últimos lugares de la tabla de promedios.

Ferrari trato de quitarle importancia al partido de este miércoles, una manera de descomprimir la responsabilidad de sus dirigidos, su mensaje ante los medios rosarinos fue “este partido no define nada”, y agrego que jugaran solamente los que estén al ciento por ciento.

Difícil tarea para el técnico determinar quienes cumplen con ese requisito, los rendimientos de los jugadores en este tiempo han sido muy bajos y ha quedado demasiado expuesto con los permanentes cambios, la poca confiabilidad del entrenador hacia sus jugadores.

El rival Gremio de Porto Alegre, sabe muy bien  que es el gran favorito de la contienda copera. La realidad futbolera marca que el tricolor es el cómodo líder del torneo gaucho y gran animador de las dos ultimas ediciones de la Libertadores, consiguiendo el titulo de campeón en el 2017.

Renato Gaucho técnico del Tri, pondrá lo mejor que tiene en la cancha para enfrentar a Central, el probable equipo seria: Paulo Víctor; Leo Gomes, Pedro Geromel, Walter Kannemann y Bruno Cortez; Rómulo y Maicon; Marinho , Luan y Everton; Felipe Vizeu.

Rosario Central hará frente al primer compromiso copero con la certeza de estar en inferioridad de condiciones que su rival,  pero el fútbol siempre te permite tener esperanzas, hay factores,  como el marco del estadio, las ganas y la actitud de los jugadores en el partido que abonan a la ilusión de los hinchas de soñar mañana con una victoria, imperiosa para empezar a cambiar este magro presente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *