Libertad fue mucho para Central y al canalla solo un milagro lo mantendría en la Copa.

Un Rosario Central remozado después de la victoria frente a Argentinos Juniors,  llegaba hasta Asunción para enfrentar al difícil equipo de Libertad. Para el equipo de Cocca la prioridad es la SuperLiga, el principal objetivo que le fijaron los dirigentes al nuevo entrenador es sumar puntos para mejorar el pálido puntaje del canalla en la tabla de los promedios.

Los primeros minutos del partido fueron de Libertad, mostrando mayor estatura de equipo, a los pocos minutos del arranque,  lo tuvo Rivero con un remate desde la puerta del área que mandó al corner el arquero Ledesma en enorme reacción.

Central no hacía pie en la mitad de la cancha y en una arremetida de Piris por la derecha, el centro de este, encontró solo a Bareiro,  que increíblemente solo y de cabeza, la tiró afuera.

El canalla careció de juego en el mediocampo, sin pesar Ortigoza en el manejo de la pelota, con Becker y Pereyra como ausentes generadores de juego y arriba muy aislados quedaban Riaño y Zampedri.

Todo era para el blanquinegro paraguayo, gran remate de Recalde (un aviso de lo que sucedería en el complemento) desde lejos hizo otra vez esforzarse a Ledesma que bien parado en el medio del arco, contuvo con solvencia.

Libertad cuando manejaba la pelota desnudaba todas las falencias de Central a la hora de marcar, pasado los 30 minutos, en una acción de juego asociado el local casi aumenta, combinación entre Piris y Martínez a un costado del área, taco de este último a Rivero, quien entrando por el medio saco un remate que paso muy cerca del palo izquierdo de Ledesma

El fútbol del local era manejado con sapiencia por Recalde, el diez conducía sin oposición alguna cada ataque hacia la portería del canalla, el cero a cero de la primera etapa resultaba demasiado mentiroso porque el local había hecho todo el gasto para merecer irse al descanso con una ventaja en el marcador.

En el arranque del complemento Libertad encontró la apertura del tanteador mediante un cabezazo de Espinoza después de un tiró de esquina desde la derecha, ante la pasividad de la defensa canalla.

En la siguiente jugada se lo pierde Piris en una excursión ofensiva, desde inmejorable posición. Después Ledesma tapo una jugada de gol clara de Libertad a Bareiro. Todo era del local, Central no daba señales de respuesta alguna y  deambulaba en la cancha quedando a merced del rival.

Ni los ingresos de Rinaudo y Camacho pudieron emparejar en algo las cosas, el partido dejo de ser tal cuando Recalde se tomo revancha al recibir una pelota en las inmediaciones del área canalla,  para sacar un formidable remate que se metió contra el parante derecho de Ledesma, golazo , dos a cero y cuestión terminada.

Solo hubo tiempo para que el local manejara la pelota a su antojo y Central padeciera el encuentro, hasta se quedó el canalla con uno menos por la expulsión de Ortiz, resultado de la impotencia para detener el juego de un rival que era inmensamente superior.

El equipo de Cocca dio un enorme paso atrás en Paraguay, volvió a ser un conjunto sin alma, al cuál le peso enormemente el partido, muchísimo trabajo para el entrenador, quien deberá recuperar el animo de un grupo para terminar de la mejor manera la Superliga, el domingo ante Independiente, con la urgencia de sacar puntos y sobretodo para dejar otra mejor imagen ante su gente.

Formaciones:

Libertad:

Martín Silva; Iván Piris, Paulo César da Silva, Luis Cardozo y Carlos Ayrton Cougo; Antonio Bareiro, Sergio Aquino, Alexander Mejía y Rodrigo Rivero; Adrián Emmanuel Martínez y Jorge Recalde. DT: José Antonio Chamot.

Central:

Jeremías Ledesma; Nahuel Molina, Matías Caruzzo, Marcelo Ortiz y Facundo Rizzi; Joaquín Pereyra, Rodrigo Villagra, Néstor Ortigoza y Diego Becker; Claudio Riaño y Fernando Zampedri. DT: Diego Cocca.

Arbitro: Carlos Orbe (Ecuador).

Cancha: Defensores del Chaco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.