Fabrica de marcadores Edding cierra su planta en San Juan por la crisis.

La empresa de capitales alemanes Edding decidió cerrar la planta de producción de los tradicionales marcadores en San Juan, despedir a todos sus empleados y comenzar a importar el producto desde su país de origen debido a la crisis económica que atraviesa la Argentina.

La decisión, dijeron voceros de la compañía, fue tomada por el desplome de ventas debido a la caída de la demanda en los últimos cuatro años: la baja en la comercialización alcanzó el 50%.

Por ese motivo, la planta venía operando desde hace dos años al 25% de su capacidad instalada, lo que generaba un mayor aumento en los costos fijos que no podían ser cubiertos con la rentabilidad neta de la propia producción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.