El desempleo en Santa Fe tiene un denominador común: las pymes.

Esta semana, el Instituto Nacional de Estadística y Censos, informó que el aglomerado Gran Santa Fe tiene una tasa de desocupación del 5,5 por ciento. Eso representa un incremento del 2,5%, ya que en el último trimestre del año pasado había sido del 3%.

Para el ministro de Trabajo de Santa Fe, Julio Genesini, los datos publicados no son una sorpresa y se «ajusta al análisis que veníamos haciendo nosotros». Señaló que «el año pasado empezó a caer el empleo registrado y que se acentuó mucho en el último trimestre del 2018».

Para entender la situación que se da en el Gran Santa Fe y en la provincia, respecto al empleo el funcionario graficó: «Las empresas más pequeñas son las que tienen más dificultades para contener empleo. Porque obviamente, se le hace difícil aguantar una recesión tan larga».

Según el informe del Indec, en Santa Fe capital y región hay cinco mil nuevos desocupados; ya que se relevaron 12 mil desempleados, contra siete mil existentes en la última parte del 2018.

Genesini explicó que «más del 96 por ciento de las pérdidas de puestos de trabajo se dan empresas de cinco trabajadores o menos«. En declaraciones a la emisora LT 10, el titular de la cartera laboral señaló sobre el sector pyme: «Son un sostén importante en Santa Fe. Tenemos la particularidad en nuestra estructura productiva de que el 75 por ciento de las empresas son de cinco trabajadores o menos. Eso hace al 15 por ciento, aproximadamente, del empleo registrado en la provincia. Esas son las empresas que tienen más dificultades para sostenerse».

Consultado sobre los rubros o sectores más afectados, dijo: «Atraviesa a los distintos rubros. Los más pequeños son los que mas sufren y esto se da en el comercio y en los talleres«.

Reconoció además que hay grandes industrias que también se encuentran atravesando una crisis, como por ejemplo la automotriz, pero que son empresas que no cierran sus puertas como sí sucede en las pymes.

Según datos que publicó el Indec, en el primer trimestre de este año el desempleo llegó a 10,1%. Es un incremento de un punto a comparación del último trimestre del año pasado (9,1%). Esta es la cifra más alta de la era Macri y volvió a los dos dígitos después de 13 años. La subocupación aumentó interanual de 9,8% a 11,8%. Hay 155 mil nuevos desocupados si se compara este primer trimestre con el de 2018.

«Estos datos vienen a reflejar la complicación creciente que tiene la situación del empleo. Mas allá de que en la provincia se han hecho muchos esfuerzo con empresas, sindicatos; hay una obra pública que ayuda a contener los puestos de trabajo«, apuntó Genesini.

Para el funcionario provincial, Santa Fe no puede escapar del escenario nacional: «Cuando las cosas se prolongan en el tiempo, y en el escenario macroeconómico nacional, de una u otra forma impacta en las empresas. Cae el consumo, se vende menos, se fabrica menos; son más caras las tasas de interés. Además, como no se sabe cuándo se termina esta recesión se genera incertidumbre en la inversión. El contexto no favorece al crecimiento del empleo».

Sobre la cantidad de empresas santafesinas que se encuentran en proceso preventivo de crisis, describió: «Hay un poco más de 300 empresas en proceso preventivo de crisis. Al mes de mayo teníamos alrededor de 60 en Rosario y 30 en Santa Fe, todos nuevos. Tenemos empresas que se presentaron el año pasado y están con acuerdos vigentes, y otras que han pedido prórroga. Es también un reflejo de la situación económica. Es un número en crecimiento. Va creciendo a medida que la economía no arranca y sigue estancada. Es una realidad».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *