Dilema peronista en Santa Fe: La búsqueda de la “unidad amplia e inclusiva” o parecerse cada vez más a un “club de amigos”

Cada vez con más fuerza resuena en el imaginario peronista santafesino la necesidad de propiciar los acuerdos necesarios para encontrar los caminos hacia una “unidad”, que más que nunca, se hace imperiosa para llegar con posibilidades de éxito a las elecciones provinciales del 2023, en donde se definirá la continuidad o no del peronismo gobernando los destinos de la provincia.

La filtración y viralización de los audios del diputado provincial y presidente del PJ en Santa Fe, Ricardo Olivera, dejan al descubierto una clara falta de estrategia y sobretodo, de criterios del dirigente para propiciar un escenario, que con matices, permita dentro de los lógicos disensos que deben existir entre los distintos espacios que componen el frente, encontrar puntos de coincidencia que abonen reales expectativas de poder confluir todos juntos a la justa electoral del año próximo e incrementar de esa manera sus posibilidades en la contienda electoral.

Las acciones cada vez más recurrentes dentro de los espacios que componen la oposición para intentar darle forma al tan profesado frente de frentes,  obligan al peronismo a reformular su GPS, porque todos saben en el PJ que lograr un triunfo “sin la unidad” se convertiría en una imposible quimera electoral. El “todos unidos triunfaremos” que marcó a fuego su historia partidaria deberá reinventarse obligatoriamente, si la idea es continuar manteniendo el control político de Santa Fe por los próximos cuatro años. Por ahora esa comunión parece muy lejana porque el presidente del partido con sus formas da la impresión de haberle errado al diagnostico de la solución.      

El presidente del PJ y diputado provincial Ricardo Olivera es una actor importante en la politica parftidaria del Peronismo.

El audio que ha circulado viralmente en muchos grupos peronistas de WhatsApp y que ha transcendido esa red social ponen en evidencia puntos irreconciliables de diálogo entre el propio Olivera y algún diputado provincial integrante del oficialismo. El titular del partido muestra en el mensaje enojo y cierta intransigencia a la confrontación de ideas. La queja sobre el accionar del presidente viene de bastante tiempo atrás, muchos dirigentes peronistas le critican haber convertido al peronismo en un circulo cerrado, “un club de amigos” como hace referencia un importante e histórico representante del partido a este medio. 

Olivera hace mención a “una mesa chica” con ocho o más integrantes donde se toman las decisiones y se decide como institucionalizar la logistica política con el resto de los partidos, los sectores politicos y los trabajadores. En este armado figuran los senadores, los diputados, el Rossismo, la Campora, La Corriente, el Movimiento Evita, Maria Eugenia Bielsa, Hacemos Santa Fe y Marilim Sacnun.

“El peronismo siempre fue un espacio inclusivo y no un grupo cerrado donde entre pocos deciden que hacer en representación de los demás”, fue la queja que más se hizo escuchar por intermedio de varios dirigentes que forman parte del imaginario partidario del PJ en Santa Fe. “Olivera no me representa”, señaló con un dejo de enojo un veterano integrante de uno de los sectores excluidos de toda discusión partidaria.

Consideran muchos peronistas en la provincia que los participantes de la mesa chica no interpretan el pensamiento y la ideología de todo el arco partidario en Santa Fe. Algunos más reaccionarios a esta actualidad del PJ aducen que Marilim Sacnun es una reconocida dirigente del peronismo pero que no representa un espacio que pueda tener peso propio en la toma de decisiones, pues ellos recuerdan que la ex senadora no pudo ni siquiera consolidar capacidad de voto en su Firmat natal.   

Muchos peronistas cuestionan la participacion de Marilin Sacnun en la “mesa chica del PJ” por es una dirigente que no representa ningún espacio.

La fallida reunión propiciada por Olivera del último viernes para juntar a los dirigentes en su intento de empezar a planificar el futuro del partido y la búsqueda de la añorada “unidad” expone una falta de tacto del legislador provincial para seducir a propios y extraños. La negativa de Maria Eugenia Bielsa y la ministra de gobierno Celia Arena a participar del encuentro, dejaron sin contenido la razón del convite.  

El peronismo si quiere recuperar su “poderío” necesita generar nuevos puentes de mancomunion de ideas, volver a ser un lugar de necesaria pertenencia partidaria, donde todos los dirigentes y militantes se sientan formando parte de un proyecto y principalmente, donde el liderazgo debería recaer en la figura del actual mandatario provincial, ya sea por cuestiones políticas y solidarias, para que el partido sea una valiosa herramienta que sirva para sostener y apoyar una gestión de gobierno. Así lo ha sido a lo largo de la rica historia del peronismo, aunque últimamente,  la codicia e intereses personales han podido más que el debido respeto al dogma y a la ideología peronista. “Para un peronista no hay nada mejor que otro peronista” advierte una de sus mas sagradas verdades partidarias. Esta visto que muchos dirigentes por conveniencia se han olvidado de esa premisa y allí mismo radica quizás una de las poderosas razones del ¿por qué? ; le resulta tan difícil de conseguir la deseada unidad partidaria.

One thought on “Dilema peronista en Santa Fe: La búsqueda de la “unidad amplia e inclusiva” o parecerse cada vez más a un “club de amigos”

  • 1 marzo, 2022 at 11:48 am
    Permalink

    Excelente artículo. Suscribo cada palabra!
    Emilio Ordoñez Lopez

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.