Caso Orlandi: El Vaticano informó que examinarán otros dos osarios.

El Vaticano informó hoy que se encontraron dos osarios en el interior del cementerio Alemán, dentro de las murallas de Estado pontificio, que van a ser revisadas en los próximos días, y creen que los restos de las tumbas encontradas vacías pudieron haber sido trasladados por la realización de una obra.

A pedido de la familia de Emanuela Orlandi, la hija de 15 años de un empleado vaticano desaparecida en 1983, el jueves abrieron las llamadas “Tumba del Ángel” donde se creía estaban enterradas la princesa Sofía von Hohenlohe, fallecida en 1836, y la princesa Carlota Federica de Mecklemburgo, que murió en 1840, pero estaban vacías.

Allí, la familia Orlandi buscaba los restos de la joven tras recibir algunas pistas anónimas que afirmaban podría estar enterrada en este cementerio teutónico, ubicado en el interior de las murallas del Estado pontificio, informó la agencia EFE.

El portavoz del Vaticano, Alessandro Gisotti, explicó en una nota que tras la apertura de las tumbas se comenzaron una serie de investigaciones, también documentales, que demostraron según los registros del Colegio Pontificio Teutónico, que se realizaron obras de ampliación en el cementerio en los años sesenta y setenta del siglo pasado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *