Argentina Elige: “En Santa Fe da lo mismo la Biblia que un calefón”.

Después de las elecciones generales del ultimo domingo, las derrotas electorales trajeron los primeros cimbronazos, en Cambiemos la autocrítica no fue tan dura como los efectos colaterales de no haber sido los suficientemente competitivos en la provincia y sobretodo en la ciudad de Rosario.

El magro resultado electoral se cobró rápidamente la primer victima, o mejor dicho, la primera “fuga”, Roy López Molina-aunque aun no lo oficializó- dejará Cambiemos, para emprender un camino aparte, dando origen a una nueva fuerza política que tenga otra impronta, según pudo saberse a partir de información nacida en el seno del espacio.

El desgaste político al que se vio sometida la figura del concejal Pro llegó a su punto máximo cuando a fines del año pasado y comienzos del año 2019, decidió autoexcluirse de la escena política, cortando toda comunicación con el presidente del Partido en Santa Fe y con todos los referentes del espacio.

Esa desaparición del escenario generó múltiples rumores, muchos de ellos daban a entender de la ruptura de la relación con el Diputado Provincial Federico Angelini, dichas diferencias-evidentes- se vieron maquilladas luego del anuncio de la candidatura de Roy, pero el malestar nunca dejó de ser tal entre ambos.

En el acto del día de la Bandera en el Club Ciclón de la ciudad de Rosario, que contó con la presencia del Presidente de la Nación, Mauricio Macri, sorprendió la ausencia de Roy López Molina, no solo faltó él sino también el Diputado Nacional Lucas Incicco, Sergio Mas Varela y Ricardo Schlieper, nombres importantes dentro de la estructura histórica del Pro en la ciudad.

Esa falta de acompañamiento hacia la figura del máximo referente de Cambiemos a nivel nacional terminó de confirmar la intencionalidad de Roy López Molina de emprender un camino distinto, y dejar de padecer el agotamiento que produjo una interna inconducente que le hizo perder credibilidad en el votante como también, terreno dentro de la consideración en el Cambiemos local.

En el Frente Progresista se dedicaron en la etapa postelectoral a sacar convenientemente los trapitos al sol, se hizo muy evidente que la grieta existente entre el Bonfattismo y el Lifschitzmo, era real y en ciertos aspectos irreconciliable, solo la necesaria y obligada convivencia permitió exteriorizar una “supuesta” armonía que hacia ya tiempo, había dejado de existir.

No resultó raro escuchar hablar a los principales dirigentes del espacio de los “errores” cometidos, sobre ese aspecto el actual gobernador expresó en sus redes: “Es más interesante reflexionar sobre nuestras debilidades o errores para aprender y aprovechar este momento como un punto de inflexión que nos lleve a retomar con energía el camino de la construcción de una nueva propuesta provincial para el 2023”, se sinceró Lifschitz.

Por su parte Bonfatti solo agradeció a los votantes que lo acompañaron. Sus gestos y acciones después del ultimo domingo, demostraron el fastidio que le produjo perder esta elección, quedó flotando en el ambiente la sensación que al presidente de la Cámara de Diputados le molestó mucho, la falta de actitud de muchos dirigentes en la campaña, la frase: “no se hizo lo suficiente” puede ser el resumen perfecto para la crónica de una derrota demasiado anunciada.

Un cambalache (Listas de diputados Nacionales).

La elección de los candidatos para cubrir lugares en la lista de diputados nacionales fue toda una historia, la “rosca” estuvo a la orden del día o de los días, este sábado se terminó de definir la “lista de buena fe” que cada partido presentará para las elecciones nacionales de agosto y octubre próximos.

Acá también jugaron las “luchas internas”, en el Frente Progresista que ira con boleta larga junto al espacio de Roberto Lavagna, Consenso Federal. Bonfatti tenía su delfín Rubén Gallasi, Lifschitz por su parte quería impulsar la candidatura de Verónica Irizar, ni uno ni otro porque Enrique Estévez terminará encabezando la lista de diputados nacionales acompañado por  Carolina Piedrabuena, Horacio Ghirardi, Maria Barcarolo y Gabriel Báez.

El Frente de Todos tendrá una lista que generó cuestionamientos puertas adentro por la falta de representatividad del electo gobernador Omar Perotti, la misma será encabezada por Marcos Cleri, seguido por Alejandra Obeid, German Martínez, Vanesa Massetani, y Jorge Hoffmann. La falta de peso especifico de los nombres que componen la nomina y la poca seducción que produce al votante del peronismo,   puede generar un importante corte de boleta en los próximos comicios.

La lista del Presidente Macri en Santa Fe, “Juntos por el Cambio” estará conducida por Federico Angelini-finalmente se cumplió y respeto el acuerdo que se había llegado con el Presidente del Pro en Santa Fe cuando hicieron bajar su candidatura a gobernador- junto a el diputado de Cambiemos se anotan Ximena García, José Núñez, Carolina Castets y Cesira Arcando.

El Frente de Izquierda tendrá a Octavio Crivaro y a Jimena Sosa como los dos principales integrantes de la lista de diputados nacionales.

En las últimas horas previas al cierre de listas nacionales, nadie se anima a confirmar nada, cuando sean las 12 de la noche y la “carroza se convierta al fin en lista” se podrá tener el panorama final como quedaron representados los distintos partidos para la contienda nacional que se avecina.

La ausencia de Maria Eugenia Bielsa, Roberto Sukerman, Miguel Capiello o Mario Barletta por decir algunos de los nombres importantes ausentes en las listas, le quita brillo a una elección en la categoría diputados que fue concebida bajo las febriles negociaciones partidarias sin importar demasiado las preferencias de los electores.

Las primeras sensaciones que trasuntan los santafesinos, una vez conocidos los borradores con los nombres elegidos por cada espacio, fueron de desencanto por los representantes designados para defender los derechos de los santafesinos en el Congreso Nacional los próximos cuatro años.

Viendo la increíble jornada de armado de listas nacionales, llena de rumores, acuerdos y roscas, se nos viene a la memoria urgente la estrofa de un tango: “Igual que en la vidriera irrespetuosa de los cambalaches se ha mezclao la vida y herida por un sable sin remache ves llorar La Biblia junto a un calefón”, fue un visionario Discépolo, no hay dudas de eso….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *